Carta del Rector 20-09-2020

Madrid, 20 de septiembre de 2020
Estimada comunidad complutense:

 


El próximo lunes comenzará la actividad docente en algunas de las facultades de nuestra Universidad. El curso 2020-2021 que ahora se inicia se presenta lleno de incertidumbres debido a la cambiante situación epidemiológica de COVID-19 en nuestra Comunidad Autónoma y en el resto del país.

Como es sabido, siguiendo recomendaciones de las autoridades de los gobiernos central y autonómico, el inicio del curso será en modalidad semi-presencial adaptada a las necesidades de cada titulación.

No obstante, nuestra Universidad no renuncia a volver a la actividad totalmente presencial tan pronto como la situación sanitaria lo permita. Después del duro golpe que supuso para la actividad docente e investigadora de nuestra Universidad el establecimiento, en el mes de marzo pasado, del estado de alarma, los complutenses seguimos, pese a todas las dificultades, trabajando con absoluta responsabilidad tanto en la docencia y en la investigación, como en las labores administrativas y de gestión, lo que hizo posible el desarrollo y finalización del anterior curso académico. Esto fue una labor de todos.

Durante todos estos meses nos hemos estado preparando para esta situación inédita, basándose siempre en la capacidad de realizar adaptaciones rápidas a las variaciones en la situación epidemiológica de la pandemia y a las cambiantes regulaciones sanitarias.

En principio, y mientras no se produzcan regulaciones que lo impidan, la UCM seguirá el calendario previsto para el inicio del curso para cada una de sus facultades, incluyendo aquellas que comienzan mañana, día 21 de septiembre
(https://www.ucm.es/informacion/facultades-1).


Quiero agradecer el esfuerzo realizado por toda la comunidad complutense (personal docente e investigador, personal de administración y servicios, y estudiantes), así como el de las personas que trabajan en las diferentes contratas de nuestra Universidad.


La UCM está diseñando un ambicioso plan de transformación digital que, en un futuro próximo, permitirá realizar adaptaciones más rápidas a un entorno tan cambiante como el que nos está afectando. Se trata de una evolución necesaria, que requerirá tiempo para estar plenamente instaurada, pero cuyos primeros efectos se sentirán en poco  tiempo. Además, también se está apoyando iniciativas de investigación de complutenses que nos ayuden a afrontar con más garantías el curso.

Termino recordando que esta crisis, tanto en su vertiente sanitaria, como social y económica, está aún muy presente, por lo que debemos seguir extremando todas las precauciones. No podemos bajar los brazos, ni individual, ni colectivamente, y tenemos que cumplir escrupulosamente los protocolos que se han establecido
(https://www.ucm.es/informacion.covid.19).


Debemos seguir perseverando en las medidas de protección personal y colectiva. Nuestro deber es proteger a los demás protegiéndonos primero a nosotros mismos. Desde los centros y desde el Rectorado se ha trabajado por crear un entorno seguro para desarrollar nuestra actividad docente, investigadora y de servicios.


Deseando lo mejor para nuestra comunidad complutense, recibe un afectuoso saludo:

Firma Rector

Joaquín Goyache
Rector